Corralito (Junio 12)

Últimamente se está oyendo mucho la palabra "corralito", que va asociada a una idea negativa, de caos, y casi casi de fin del mundo!
Me he planteado varias veces escribir sobre ello, pero me da miedo, porque en un contexto tan cambiante, donde lo que hasta hace poco era normal y racional, ahora parece ser ciencia ficción, mis palabras quedarán escritas, y podrán ser evaluadas, como si hubieran sido pronunciadas por los videntes televisivos de turno, llámese Rappel o Bruja Lola. Pero mis comentarios no serán proféticos ni adivinatorios, por lo que únicamente intentaré poner un poco de luz a lo que significa un corralito.

¿Qué es un corralito?
La palabra corralito se hizo famosa durante al año 2001 cuando el gobierno argentino, ante la fuga masiva de capitales por la desconfianza de la población ante las reformas que pidió el FMI, decretó que sólo se podía retirar en efectivo 250 pesos a la semana.
Por consiguiente, un corralito, no significa una devaluación, ni una pérdida de nuestro dinero, sino simplemente una limitación a la cantidad que podemos disponer en efectivo.
Por lo tanto, ante una situación de retirada masiva de efectivo de las cuentas en los bancos, dicha medida es eficaz. Recordemos que las entidades financieras, no serían capaces de devolver el mismo día todo el dinero a sus clientes...porque simplemente no lo tienen disponible!!!

¿Puede pasar en España?
Para que se produzca un "corralito" en España, debería darse una situación absurda de pánico masivo. Si eso no se produjo cuando Grecia se debatía entre la permanencia o la salida de la zona euro, no hay ningún motivo para pensar que ahora pueda llegar a ocurrir.
Recordemos que cuando se produjo en Argentina, había otros condicionantes, una dualidad de monedas (peso argentino y el dólar) y un impago por parte del estado, factores que en España, de momento, no están presentes.

¿Y si pasa?
Ya he dicho al empezar este artículo que no soy profeta, y si se diera esta posibilidad (creo yo que muy remota), en principio para el 90% de la población no tendría consecuencias más allá de la incomodidad de no poder hacer pagos en efectivo, superiores a una cantidad fijada.
Significa eso que no podré irme de viaje, comprarme un piso o una lavadora? NO!. Podrás seguir comprando lo que quieras o necesites, pero deberás pagarlo por otros medios (transferencia, visa, móvil...) nunca en efectivo. Por lo tanto, simplemente, los comercios deberán adaptarse a que todo el mundo pague con medios electrónicos, y el efectivo quedará para cosas más residuales.

Entonces, ¿saco el dinero del banco?
Evidentemente cada uno es libre, pero reflexionemos un poco antes de precipitarnos, y como he explicado antes, generar una situación de pánico innecesaria.
Los depósitos y cuentas corrientes están garantizados hasta 100.000 eur por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), y en el caso que se quedase sin fondos, el Gobierno se ha comprometido a dar su apoyo. Por lo tanto, excepto que tengamos un capital superior, parece que nuestros ahorros están garantizados.
Aparte, tener el dinero en casa, o en el colchón, implica un riesgo muy alto, ya que si se pierde o nos roban, probablemente, ese capital no volveremos a verlo en la vida, pues no nos lo garantiza nadie...
Y como conclusión, tener el dinero oculto no garantiza nada, ya que hay que seguir domiciliando la nómina, pagando los recibos, etc...con lo que sería absurdo tenerlo todo en casa.

En el caso que se prohibiese sacar el dinero de una entidad que tuviera problemas de solvencia tampoco serviría ponerlo en otro banco porque el "corralito" se extendería a todo el sistema financiero.

¿Hay otras opciones?
Como he explicado anteriormente, un corralito, no significa que nos quedemos sin nuestros ahorros, simplemente, tendré su disponibilidad más limitada. Pero si a pesar de ello, decidimos retirar nuestro ahorro, ¿dónde lo guardamos? ¿dónde lo invertimos?

  • En el colchón. Ya hemos comentado que no es una buena idea, por el riesgo que tenemos de perderlo, de robo, etc.
  • Cambiarlo por otras divisas. Esto podría ser apropiado en el caso que España saliera del euro, pero correríamos el riesgo de tipo de cambio, y si continuamos viviendo aquí, la moneda de pago sería la nueva divisa, con lo que tarde o temprano, tendríamos que volver a utilizar la moneda del país. Puede ser una buena opción para quien importe o viaje con frecuencia a otros países, pero no para la mayoría de la población.
  • Invertir en metales preciosos. Asumimos el riesgo de volatilidad en el precio, y particularmente, hay quién piensa que el oro, puede ser la próxima burbuja en explotar.
  • Abrir una cuenta en el extranjero. Puesto a escoger, mejor un banco de fuera de la eurozona, aunque la apertura no es tan fácil. Algunas entidades exigen una cantidad mínima, y habría que viajar allí para abrirla. Y depende de las cantidades, cuidado con el delito de evasión fiscal.
  • Invertir el dinero en acciones de alguna compañía estable, que nos genere dividendos, y que no tenga mucha volatilidad.
  • Confusiones
    No confundamos lo que es un corralito, con la posible salida de España de la eurozona, o la quiebra de una entidad financiera. Son hechos independientes, y que tienen efectos diferentes en los sufridos ciudadanos.

    Image description


    Luis Valero. Junio 2012.